miércoles, 6 de mayo de 2009

Comentario de El éxtasis de Santa Teresa, de Bernini


Esta es la obra mas conocida del escultor Gian Lorenzo Bernini (1598-1680) situada en la iglesia de Santa María de la Victoria, en Roma. Fue encargada por la familia Cornaro.

En la obra destacan dos figuras; empezando por la izquierda, nos encontramos con un ángel que sonríe pícaramente después de haber clavado en el corazón de la santa una flecha de amor cristiano. Éste luce una especie de manto con multitud de pliegues, en su mano derecha porta la flecha que acaba de utilizar y también luce dos hermosas alas en su espalda.

A su lado podemos divisar a Santa Teresa en pleno éxtasis; con la boca entreabierta y los ojos cerrados que hacen que el rostro transmita una sensación de mezcla entre dolor y placer. Su cuerpo parece caerse pues sus brazos y piernas están flácidos, ella luce un exagerado manto lleno de pliegues que dan la sensación de hacerlo muy pesado, y bajo éste encontramos un cúmulo de vaporosas nubes que flotan bajo ella.

Sobre las dos figuras caen diversos rayos realizados con bronce que nos dan la sensación de ser rayos de luz que proceden del sol que alumbra a los personajes. Rodeando el conjunto escultórico se encuentra un decorado marco.

A su vez toda la composición nos hace acordarnos de estar viendo una representación teatral en la que el centro de la escena es el conjunto que forman el ángel y la santa. Alrededor, en las paredes laterales, se encuentran divididos en balcones los distintos miembros de la familia que le encargó esta preciosa obra (la familia Cornaro); ya que querían aparecer en ésta, Bernini originalmente los colocó en palcos como si de una actuación teatral se tratase observando éstos lo que estaba ocurriendo en escena.

En la obra podemos apreciar el rostro exagerado de la santa como es típico en la escultura italiana barroca. La multitud de pliegues que forman sus ropajes hacen que se aprecien contrastes de claroscuro. También consta de diferentes puntos de vista y como bien se puede apreciar las figuras están en plena acción transmitiéndonos movimiento. Están realizadas en mármol blanco, aunque presenta contrastes cromáticos entre los diferentes materiales. También presenta un acabado pulido en algunas zonas y muestra rugosidad en otras.

CONTEXTO HISTÓRICO

El término “Barroco” se acuñó, con sentido peyorativo, a finales del siglo XVIII o principios del siglo XIX. Su carácter despectivo le venía dado por su recargamiento y complicación decorativa, siendo un estilo muy criticado hasta finales del siglo XIX. A partir de ahí empezó a ser un arte con características propias, que supone una reacción frente al racionalismo renacentista y continuación del Manierismo.

En su desarrollo influye la Iglesia de la Contrarreforma en la que los papas son los mecenas. La iglesia católica renovará la iconografía e impondrá el gusto por las composiciones aparatosas, para expresar su superioridad frente a la herejía protestante.

Como arte cortesano, el Barroco se pone al servicio de los monarcas absolutos, que encargan la construcción de grandiosos palacios. Este arte busca emocionar al pueblo y persuadirlo de que la monarquía es la mejor forma de gobierno. Es un arte con una finalidad propagandística evidente.

Hay dos etapas: el Barroco pleno (1630-1680) y el Barroco tardío (hasta 1750).

Comentario realizado por Berta Riverson Camacho, 2º Bachillerato D

4 comentarios:

Alexandra dijo...

Debo confesar que ésta obra la conocí gracias a Dan Brown, por Ángeles y Demonios. Como toda la historia se lleva a cabo en Roma y como varios sabrán, Roma y El Vaticano está decorada por Bernini es casi su totalidad.

Me dí a la tarea de investigar a cerca de ésta escultura, básicamente por morbo, la descripción es demasiado... ¿cómo describirlo?... "escandalosa",para el mensaje que se quiso transmitir.

Finalmente es una obra religiosa, es una belleza y me he prometido que algún día de éstos, seré testigo del rostro extasiado de la santa.

Me gusta mucho éste espacio, procuraré venir más seguido. Salu2.

INQUISITORMURCIANO. dijo...

Estoy de acuerdo contigo en todo menos en que es una de las mejores esculturas del maestro Bernini.
A bear hug.

Wagner Woelke dijo...

Espaço de artes muito interessante!
Parabéns!
Wagner Woelke

Helade dijo...

Bernini me parece un artista sublime... Es increible como trata el mármol,la pasión que tiene y como se refleja en sus figuras... Eso sí, a "escandalosa" le gana su Beata Ludovica... impresionante!
Saludos =)